a
lunes 22 julio 2024
InicioIntrahistoriasDesazón de Miguel de Unamuno por Leopoldo Panero

Desazón de Miguel de Unamuno por Leopoldo Panero

Intrahistorias

Más vistas

Desazón de Miguel de Unamuno por Leopoldo Panero

 

 

EN 1936 EL POETA LEOPOLDO PANERO FUE ENCARCELADO EN LEÓN CON TODAS LAS PROBABILIDADES DE PERDER LA VIDA. FUE SU MADRE, MÁXIMA TORBADO, LA QUE CONSIGUIÓ QUE LE LIBERARAN

 

 

1.- El joven poeta Leopoldo Panero

2.- El golpe de estado de 1936

3.- La detención de Leopoldo Panero

 

 

1.- EL JOVEN POETA LEOPOLDO PANERO

El poeta leonés Leopoldo Panero estaba en la lista de los que iban a ser fusilados. Se hallaba en el Convento de San Marcos de León, antiguo hospital de peregrinos en el camino de Santiago, convertido en prisión en 1936. Había sido detenido en su casa de Astorga, su ciudad natal, junto a su amigo Ángel Jiménez, hijo del médico forense y novio de su hermana Susana, que inmediatamente fue ejecutado.

Allí se encontró con viejos conocidos, como el tipógrafo Victoriano Crémer, secretario del Ateneo Obrero de León, que Panero frecuentaba, y editor de una revista en la que colaboraba como ilustrador el pintor Vela Zanmetti. Crémer pudo salir de aquel funesto lugar gracias a la decidida intervención del poeta José María Pemán. Pero la situación de Panero era distinta por las graves acusaciones que pesaban sobre él.

Victoriano Crémer relataba el terror que se vivía entre aquellas paredes: “La primera vez que me sacaron de la celdona para fusilarme en compañía de varios compañeros de destino, registré perfectamente los datos de la muerte. Nos habían colocado contra una de las tapias del patio, uno al lado del otro, formando un friso de silenciosos fantasmas, de acongojados pre-muertos. Y ninguno de los condenados acertábamos a componer una queja. Y sonó la descarga. Y fue entonces, en esa rapidísima porción de tiempo, que no es ni tiempo siquiera, desde que sonó la explosión de los fusiles hasta la muerte prevista, cuando se me proyectó la estampa completa, agitada, de mi vida. La tragicomedia había terminado. Nos volvían a las celdas como resucitados…”

El hecho de que Panero formara parte de una familia acomodada en aquellos años de penuria hizo que sus convecinos le tuvieran inquina. Le consideraban un señorito comunista y eso no cabía en los esquemas de la época en el medio rural. El comunista debía ser un trabajador, de clase obrera. Pero Panero estudiaba. Había pasado por los mejores colegios de León y San Sebastián. Se licenció en Derecho, carrera que comienza en la Universidad de Valladolid y termina en la de Madrid.

A la llegada de la República, frecuentaba la Residencia de Estudiantes y los cafés literarios donde se prodigaban las tertulias de los escritores de la Generación del 27. En ese año de1931 conoce al poeta peruano César Vallejo, de acentuada ideología marxista, forjada en sus frecuentes viajes a Rusia. Por su amistad, en la Navidad de aquel año, Panero le invita a pasar aquellos días festivos en su casa familiar de Astorga, lo que causó el recelo de sus paisanos. En Madrid colaborará con el chileno Pablo Neruda en la revista Caballo Verde para la nación, y se relacionará con el poeta y periodista ruso Ilya Ehrenburg, cronista del diario Izvestia y autor del libro España, República de trabajadores, publicado en 1932.

Pretendió ejercer la carrera diplomática y estudia francés e inglés. Pasa el año 1934 en Francia, entre Tours y Poitiers. Posteriormente, en otoño de 1935, se traslada a Inglaterra para cursar estudios de Literatura Inglesa en la Universidad de Cambridge. Allí coopera con la organización pro soviética Socorro Rojo Internacional, que había aparecido en España en la revolución de Asturias de 1934.

Dos años después, tuvo la ocasión de acompañar a Miguel de Unamuno en su gira por Inglaterra para recibir el título de Doctor Honoris Causa por las Universidades de Oxford, Cambridge y Londres, ofreciéndole apoyo como traductor informal en los distintos encuentros que el Rector mantuvo con algunos escritores. Panero ya le había dado muestras de admiración en su artículo Notas de amor. Miguel de Unamuno. Poesía y Vida, aparecido en 1931 en el diario El Sol. Su deseo hubiera sido tener una mayor relación con él a partir de entonces. Pero no volverían a verse. En los meses siguientes, estalla la guerra civil y Unamuno fallece a finales de ese año.

 

2.- EL GOLPE DE ESTADO DE 1936

Cuando el 18 de julio se produce el golpe de estado, hacía una semana que Leopoldo Panero había retornado a Astorga en vacaciones veraniegas. Tanto su padre Moisés, como su hermano Juan y él mismo eran reconocidos republicanos y familiares del ex diputado Justino de Azcárate, formado en la ideología librepensadora de la Residencia de Estudiantes de Madrid.

Pronto empiezan a recibir amenazas de muerte con notoria verosimilitud. Juan se alista inmediatamente en el ejército sublevado. Leopoldo opta por meditar sobre el rumbo a tomar y se esconde. Se le acusa de haber estado siempre rodeado de amigos comunistas y de trabajar a sueldo para el Socorro Rojo Internacional durante su estancia en Inglaterra.

Entretanto, el 12 de octubre tiene lugar en el Paraninfo de la Universidad de Salamanca el grave enfrentamiento entre Unamuno y el General Millán Astray en medio de un acto oficial. Unamuno es destituido de sus cargos de Rector vitalicio y Alcalde honorario. Ha de permanecer recluido en su domicilio en semi libertad, donde cada día recibe noticias de la muerte de sus amigos más cercanos, mientras un guardián vigila en la puerta tanto sus movimientos, como los de todas las personas que van a verle y entran en su casa de la calle Bordadores.

En aquel nefasto encontronazo, de algún modo, Unamuno resultó afortunado. Ante su irreprimible protesta contra las palabras que allí habían pronunciado los oradores que le precedieron y la iracunda respuesta de Millán Astray, los militares y el personal armado que concurrían, de manera espontánea e instintiva, echaron mano a las armas, sin que nadie les hubiera dado la orden. En el estrado, junto al Rector, se hallaba Carmen Polo, la esposa del general Franco, que, como un resorte, se levantó y le sacó del salón cogido del brazo. Hubiera sido un duro golpe para la imagen internacional del régimen que estaba naciendo si, delante de ella y ante sus ojos, Unamuno hubiera sido asesinado.

 

3.- LA DETENCIÓN DE LEOPOLDO PANERO

El 19 de octubre Leopoldo Panero es detenido en Astorga y llevado al presidio de San Marcos de León. Su padre estaba muy envejecido y carente de fuerzas. Fue su madre, Máxima Torbado, con mayor vitalidad, la que puso empeño para que su hijo pudiera ser excarcelado. Con resolución, partió para Salamanca al encuentro de Unamuno para rogarle que intercediera ante Franco y evitara la muerte de su hijo.

Ella sabía que Leopoldo había estado varios días con el Rector en Inglaterra cuando fue investido Doctor Honoris Causa. Él había visto con qué personas se relacionaba allí. Le dice que Leopoldo no era más que un estudiante. Le muestra sus cartas pidiendo a sus padres que le enviaran dinero y los justificantes de los giros postales. No era cierto que hubiera estado a sueldo del llamado Socorro Rojo. La madre así lo creía o se negaba a pensar lo contrario.

A Unamuno se le cayó el alma a los pies. Continuamente recibía peticiones parecidas y no podía atenderlas. Se sentía inerme. Tan sólo hacía una semana que había acaecido el terrible suceso del 12 de octubre en el Paraninfo y ya no le estaba permitido al acceso al Cuartel General para entrevistarse con Franco. La última vez que lo hizo fue el día 4 de octubre, una visita a modo de agradecimiento en calidad de Rector de la Universidad, cargo en el que fue repuesto por los nacionales, mediante nuevo nombramiento publicado cinco días antes en el Boletín Oficial de la Junta de Defensa. Antes, Unamuno había sido destituido el 22 de agosto de 1936 por el Gobierno de la República presidido por José Giral, quien fuera catedrático de Química en la Universidad salmantina y ex amigo de Unamuno. Luego, el 28 de octubre de nuevo fue cesado por el claustro universitario como consecuencia del enfrentamiento con el general Millán Astray.

Pero, en el trascurso de la conversación de Unamuno con doña Máxima, una pequeña luz se abrió paso. Le comenta que Carmen Polo y ella eran primas lejanas y que, en su niñez, alguna vez habían estado juntas. A Unamuno le vino a la mente la decisiva intervención que la esposa de Franco tuvo en aquel trance que sufrió en la Universidad. No dudó en aconsejarla que procurara verla, que acudiera al Cuartel General, dijera a la guardia que era familiar de Carmen Polo y, una vez ante ella, le diera las mismas explicaciones que le había dado a él. La madre de Leopoldo Panero lo hizo exactamente como le había indicado Unamuno y su hijo fue puesto en libertad a los pocos días, el 18 de noviembre.

Aquellos hechos ponían en evidencia el peso que la mediación de Carmen Polo ejercía sobre las decisiones de su marido. Así lo refleja la escritora Felicidad Leblanc, casada con Leopoldo Panero en 1941, en sus memorias Espejo de Sombras: “En Salamanca, va primero a ver a don Miguel de Unamuno. Piensa que el testimonio del Rector de la Universidad puede aclarar la conducta de Leopoldo en Cambridge. Se le acusa de marxismo por su amistad con Ilya Ehrenburg y otros intelectuales marxistas. Mi suegra gustaba de recordar aquella conversación con don Miguel. De la casa de don Miguel se dirige al Cuartel General. Carmen Polo, ciertamente, era prima lejana de mi suegra. En su juventud se habían tratado superficialmente. La mujer de Franco la recibe y mi suegra le cuenta lo que sucede: la absurda situación de su hijo, una persona pacífica que nunca se había metido en nada. Carmen Polo le dice que su marido está en una reunión, pero le promete que, en cuanto termine, hablará con él y se dará orden de que lo suelten.”

(Foto portada. Convento de San Marcos – paradores.es)

 

 

El poeta Leopoldo Panero

 

Leopoldo Panero

 

Casa de los Panero. Astorga (León)

 

Ateneo Obrero de León, frente a la Catedral

 

Victoriano Crémer. Columnista de Diario de León

 

Miguel de Unamuno (gredos.usal.es)

 

La escritora Felicidad Leblanc

 

Asociación Amigos Casa Panero. Astorga  –  Leopoldo Panero

 

ÍNDICE  DE TEMAS. ACCESO

 

Compartir Con:
Califica este Artículo

fernandopema@hotmail.com

Sin comentarios

Lo sentimos, el formulario de comentarios está cerrado en este momento.