a
lunes 22 julio 2024
InicioIntrahistoriasDodecálogo de deberes del Periodista

Dodecálogo de deberes del Periodista

Intrahistorias

Más vistas

Dodecálogo de deberes del Periodista

 

 

EL TIPÓGRAFO GONZALO BEDIA IMPRIMIÓ VARIAS MONOGRAFÍAS DE MIGUEL DE UNAMUNO Y CAMILO JOSÉ CELA EN SUS TALLERES DE SANTANDER

 

 

1.- La última lección de don Miguel de Unamuno

2.- El Dodecálogo de deberes del Periodista, de Camilo José Cela

 

 

1.- LA ÚLTIMA LECCIÓN DE DON MIGUEL DE UNAMUNO

Si se pregunta a Google cual es la fecha de la última lección impartida por don Miguel de Unamuno, responderá que fue el 12 de octubre de 1936, pero no se corresponde con la realidad. Dicho acontecimiento tuvo lugar el día 29 de setiembre de 1934, festividad de San Miguel, cuando cumplía la edad de 70 años y ya le correspondía jubilarse.

Fue su última clase como catedrático de la Universidad de Salamanca, que se desarrolló en el Paraninfo en presencia del presidente de la República, Niceto Alcalá Zamora y de varios ministros y autoridades locales y provinciales. El acto constituyó el homenaje a una vida dedicada a la docencia, en el que se le comunicó su designación como ‘Rector perpetuo’ y la creación de una cátedra que llevaría su nombre para que dispusiera de ella como mejor considerase. Posteriormente, las asistentes se trasladaron al cercano Palacio de Anaya para descubrir el busto que el escultor Victorio Macho había realizado del Rector durante su estancia en Hendaya.

Dicha lección final de Unamuno fue publicada por el impresor Gonzalo Bedia en 1964 en sus talleres de Santander, por encargo de la editorial Cantalapiedra, dentro de la colección Clásicos de todos los años, y contó con la participación de Ricardo Gullón como editor literario. Al mismo tiempo, la disertación fue acompañada con la oración inaugural del curso académico 1934 a 1935.

 

2.- EL DODECÁLOGO DE DEBERES DEL PERIODISTA DE CAMILO JOSÉ CELA

Aquella Imprenta Bedia, que cerró hace un año, había sido creada en 1948 por los hermanos Joaquín y Gonzalo Bedia y alcanzó un prestigio nacional. La Asociación de Editores de Diarios Españoles (AEDE) acudió a ella en 1990 para rendir un homenaje al académico Camilo José Cela, mediante la publicación de su Dodecálogo de deberes del Periodista, cuya literalidad dice así:

“Son varios los supuestos de los que ha de partir el periodista para el buen ejercicio de la profesión y creo que quizá pudiéramos expresarlos en un dodecálogo de deberes, en una docena de mandamientos que, a mayor esfuerzo, bien pudiéramos haberla estirado. Probemos a hacerlo, diciendo lo que paso a decirles.

El periodista debe:

I, Decir lo que acontece, no lo que quisiera que aconteciese o lo que se imagina que aconteció.

II, Decir la verdad anteponiéndola a cualquier otra consideración y recordando siempre que la mentira no es noticia y, aunque por tal fuere tomada, no es rentable.

III, Ser tan objetivo como un espejo plano. La manipulación y aún la mera visión especular y deliberadamente monstruosa de la imagen o la idea expresada con la palabra cabe no más que a la literatura y jamás al periodismo. Advierto que uso el primer adjetivo en la acepción, para mí todavía viva, que la Academia se apresuró, y pienso que también se precipitó, a considerar adecuada.

IV, Callar antes que deformar. El periodismo no es ni el carnaval ni la cámara de los horrores, ni el museo de las figuras de cera.

V, Ser independiente en su criterio y no entrar en el juego político inmediato.

VI, Aspirar al entendimiento intelectual y no al presentimiento visceral de los sucesos y las situaciones.

VII, Funcionar acorde con su empresa, quiere decirse, con la línea editorial, ya que un diario ha de ser una unidad de conducta y de expresión y no una suma de parcialidades. En el supuesto de que la no coincidencia de criterios fuera insalvable, ha de buscar trabajo en otro lugar, ya que ni la traición a sí mismo, fingiendo, o a la empresa mintiendo, ni la conspiración, ni la sublevación, ni el golpe de estado son admisibles. En cualquier caso, recuérdese que para exponer toda la baraja de posibles puntos de vista ya están las columnas y los artículos firmados. Y no quisiera seguir adelante, dicho sea al margen de los mandamientos, sin expresar mi dolor por el creciente olvido en el que, salvo excepciones de todos conocidas y por todos celebradas, están cayendo los artículos literarios y de pensamiento no político en el periodismo actual, español o no español.

VIII, Resistir toda suerte de presiones morales, sociales, religiosas, políticas, familiares, económicas, sindicales, etc., incluidas las de la propia empresa. Este mandamiento debe relacionarse y complementarse con el anterior.

IX, Recordar en todo momento que el periodista no es el eje de nada, sino el eco de todo.

X, Huir de la voz propia y escribir siempre con la máxima sencillez y corrección posibles y un total respeto a la lengua. Si es ridículo escuchar a un poeta en trance, ¡qué podríamos decir de un periodista inventándose el léxico y sembrando la página de voces entrecomilladas o en cursiva.

XI, Conservar el más firme y honesto orgullo profesional a todo trance, y manteniendo siempre los debidos respetos, no inclinarse ante nadie.

y XII, No ensayar la delación, ni dar pábulo a la murmuración, ni ejercitar jamás la adulación: al delator se le paga con desprecio y con la calderilla del fondo de reptiles; al murmurador, se le acaba cayendo la lengua, y al adulador se le premia con una cicatera y despectiva palmadita en la espalda.

Santander a 15 de octubre de 1990, festividad de Santa Teresa de Jesús. Laus Deo”.

(Foto portada. Camilo José Cela. Senado)

 

 

Gonzalo Bedia en su imprenta de Santander

 

Discurso de don Miguel de Unamuno en su jubilación. 1934. A su lado, el presidente de la República, Niceto Alcalá Zamora. (Casa Museo Unamuno)

 

La Casa Museo Unamuno de Salamanca custodia la documentación de los actos del día 29 de setiembre de 1934 relativa a la jubilación de don Miguel de Unamuno, entre la que se incluye su última lección y la oración inaugural del curso 1934 a 1935.

 

 

 

 

 

ÍNDICE DE TEMAS. ACCESO

 

Compartir Con:
Califica este Artículo

fernandopema@hotmail.com

Sin comentarios

Lo sentimos, el formulario de comentarios está cerrado en este momento.