a
sábado 22 junio 2024
InicioIntrahistoriasFederico García Lorca y el maestro cojo

Federico García Lorca y el maestro cojo

Intrahistorias

Más vistas

Federico García Lorca y el maestro cojo

 

 

FEDERICO GARCIA LORCA MURIÓ EN REPRESALIA POR NO HABER SIDO CAPTURADO A SU AMIGO FERNANDO DE LOS RÍOS

 

 

1.- Los últimos compañeros de García Lorca

2.- El maestro Dióscoro Galindo González

3.- La detención del maestro

4.- El despechado Ramón Ruiz Alonso

5.- Ramón Ruiz Alonso en Salamanca

 

 

 

1.- LOS ÚLTIMOS COMPAÑEROS DE GARCÍA LORCA

El relato de la muerte del poeta Federico García Lorca suele eludir a las otras tres víctimas de la guerra fratricida que le acompañaron en sus últimos momentos, un maestro y dos banderilleros. El primero se llamaba Dióscoro Galindo González, nacido en la localidad vallisoletana de Ciguñuela, en el número 16 de la calle del Medio. Los banderilleros eran Francisco Galadí Melgar, “el Colores” y Juan Arcollas Cabezas, “Magarza”, ambos, activos anarquistas capturados en el cerco que las tropas sublevadas habían impuesto en el Albaicín de Granada. Entre ellos ninguno se conocía hasta aquellos últimos instantes.

 

2.- EL MAESTRO DIÓSCORO GALINDO GONZÁLEZ

Siendo niño, sus padres abandonaron la tierra castellana buscando en Madrid una mejor vida. Al finalizar la enseñanza media, se matriculó en la facultad de Veterinaria. Pero su meta se vio trágicamente truncada un fatídico día en que, bajándose del tranvía, su manto quedó enganchado al vehículo, que pasó por cima de una de sus piernas. perdiéndola como consecuencia del suceso. A partir de entonces debió usar dos muletas para desplazarse.

Galindo se vio movido a realizar unos estudios que fueran compatibles con su nueva situación. Por ello, retornó de nuevo a Valladolid para cursar los estudios de Magisterio que, una vez finalizados, le llevó a recorrer muy diversos y distantes puntos de la geografía española, terminando en 1929 en Pulianas (Granada), tras pasar por las localidades sevillanas de Cazalla de la Sierra y Santiponce.

En Pulianas fue muy estimado por gran parte de la población, con la que siempre se mostró muy solidario en aquellos años de penuria, pero no tanto por las llamadas fuerzas vivas, el párroco o los miembros del Ayuntamiento. Tuvo el primer desencuentro con la corporación municipal, cuando le mostraron la vivienda destinada a maestros, una auténtica caballeriza. Dióscoro se dirigió al secretario, Eduardo Barreras, solicitándole otra casa más digna para él y su familia que ya contaba con tres hijos. Ante su negativa, le denunció en el Gobierno Civil sin resultado. Finalmente, tuvo que alquilar una casa en las afueras de la localidad, cuya renta pagaba por su cuenta, en tanto que su hijo Antonio tenía que llevarle a diario a la escuela.

Por otra parte, Dióscoro Galindo colaboraba con las Misiones Pedagógicas de la República, dirigida por Manuel Bartolomé de Cossío, que propugnaba la enseñanza laica propia de la Institución Libre de Enseñanza en la que se había formado. Las Misiones contaban con un amplio colectivo de maestros voluntarios que difundían la cultura de las ciudades en el medio rural, algo anteriormente impensable. También instalaban pequeñas bibliotecas y exposiciones, proyectaban películas y representaban obras de teatro, como las realizadas por García Lorca con su grupo itinerante La Barraca, colaborando personalidades como Luis Cernuda, Ramón Gaya Nuño o Antonio Machado.

Con el fin de erradicar el analfabetismo, el maestro instauró la enseñanza nocturna para los hijos de los jornaleros que no podían ir a clase durante el día debido a las faenas del campo. Eso sublevaba a los terratenientes que veían en él un peligro para la mano de obra. Con cultura, los jóvenes abandonarían el pueblo y eso perjudicaba a sus explotaciones agrarias.

El 16 de febrero de 1936 se celebraron elecciones generales. Galindo se ofreció al Frente Popular para estar en la mesa electoral como interventor. Su decisiva actuación impidió que los conservadores cometieran fraude con las papeletas y en el escrutinio. Resultando ganadora la fuerza de izquierdas, el pueblo aclamó al maestro en el convencimiento de que había sido gracias a él.

 

3.- LA DETENCIÓN DEL MAESTRO

Cuando el 20 de julio siguiente se produce la sublevación militar en Granada, las nuevas autoridades se apresuraron a detener a Galindo. Tanto Barreras, el secretario municipal, como el cura, José Tovar Castillo formularon sendas denuncias ante la Guardia civil contra él, acusándole de impartir enseñanzas a los niños contrarias a la religión cristiana. Los agentes las enviaron con su informe de conducta desfavorable al Gobierno Civil. Bajo el subterfugio de un supuesto interrogatorio, fue detenido y llevado al calabozo, donde coincidió con García Lorca y los dos banderilleros. Los cuatro fueron conducidos a la localidad de Víznar, a una antigua residencia de huérfanos llamada La Colonia, entonces habilitada como prisión.

Pocas horas después fueron fusilados de noche, en un barranco junto a la carretera de Víznar a Alfácar, deslumbrados por la luz de los vehículos de donde partieron los disparos. Allí fueron enterrados. Pero, posiblemente, los restos no se localicen nunca, porque aquel terreno fue removido posteriormente. La familia del maestro no pudo seguir viviendo en Pulianas. La esposa del maestro, Juliana Monge y sus dos hijas partieron para Barcelona. Su hijo Antonio, lo hizo a Madrid.

Dándole simplemente por desaparecido, dos meses después, la Comisión de Depuraciones abrió un expediente a Dióscoro Galindo, dejándole suspendido de empleo y sueldo, debiendo entregar en el Ayuntamiento una relación de los bienes y del material de su escuela junto con las llaves. En garantía de sus derechos, le concedieron un plazo de diez días para que alegara lo que considerara conveniente en su defensa. A los cinco años de aquel execrable crimen, fue decretada la baja definitiva en el escalafón del cuerpo de maestros, obviando el hecho de su muerte.

 

4.- EL DESPECHADO RAMÓN RUIZ ALONSO

Distintas fueron las causas de las ejecuciones de García Lorca y Dióscoro Galindo, pero entre ambos existía un denominador común. Se llamaba Ramón Ruiz Alonso, natural de Villaflores (Salamanca), diputado por Granada entre los años 1931 y 1936 dentro de las filas de la CEDA que lideraba José María Gil Robles, antiguo compañero suyo en el colegio salesiano de Salamanca, por quien empezó a trabajar como linotipista en El Ideal de Granada.

En aquel luctuoso año, se sintió escarnecido al perder su escaño en el curso de unas verificaciones que pusieron de manifiesto la existencia de manipulación, una práctica común en ambos bandos por aquellos años. Eso obligó a repetir las elecciones en la circunscripción granadina, determinándose que ese escaño recayera por holgada mayoría en su mayor enemigo, el catedrático Fernando de los Ríos, sobrino de Francisco Giner de los Ríos, fundador de la Institución Libre de Enseñanza. El odio visceral que Ruiz Alonso sentía por él ya se vislumbraba en la única obra que escribió, titulada ¡Corporativismo! y publicada en 1937 con prólogo de Gil Robles por la Imprenta Editorial Salmantina, empresa editora del diario conservador El Lábaro de la capital charra.

Resistiéndose a quedar al margen de la política, tras el alzamiento militar, Ruiz Alonso se puso al servicio del nuevo gobernador civil de Granada, José Valdés Guzmán, en labores de represión de los opositores. Siendo García Lorca el ojo derecho de Fernando de los Ríos, que en ese momento se hallaba en Francia organizando la embajada, vio en él una presa fácil para desagraviar la pérdida de su escaño. Presentó una denuncia contra Lorca y acudió en su captura a la casa del poeta Luis Rosales, acompañados de otros dos personajes de la misma catadura, Juan Luis Trescastro Medina y Luis García-Álix Fernández. Rosales no pudo impedirlo.

 

5.- RAMÓN RUIZ ALONSO EN SALAMANCA

La hija de Alonso, Manuela Ruiz Penella, actriz conocida como Emma Penella (apellido de su madre Magdalena Penella), manifestó muchos años después al escritor Gabriel Pozo Felguera que García Lorca había sido una víctima colateral de la persecución de su padre contra Fernando de los Ríos, la verdadera pieza a abatir, por considerar que en las elecciones de ese año le había arrebatado el escaño en las Cortes, que consideraba suyo.

La presión internacional pidiendo aclaraciones de lo sucedido fue abrumadora. Franco llamó a Ruiz Alonso a su presencia exigiéndole una explicación, porque ignoraba lo que había sucedido en Granada, que se hallaba bajo el mando del general Queipo de Llano. La postura oficial tomada fue la de mantener un silencio sepulcral sobre el asunto, que no se reabrió hasta la muerte del dictador.

Una vez en Salamanca, Ruiz Alonso comenzó a colaborar en la Oficina de Prensa y Propaganda, bajo el economista Vicente Gay y Forner, intentando pasar desapercibido. Dicho servicio pasó posteriormente a ser dirigido por Dionisio Ridruejo, que recibió una llamada de su compañero de letras Luis Rosales, poniéndole al corriente de lo sucedido en Ganada, de cómo Ruiz fue a buscar a García Lorca a su casa donde le mantenía escondido, acusándole sin fundamente de ser un enlace con Rusia por su amistad con Fernando de los Ríos. Dionisio Ridruejo le conminó a que abandonara Salamanca de inmediato.

Emma Penella (Manuela) tuvo otras dos hermanas actrices, Terele Pávez (Teresa) y Elisa Montés (Elisa). Ninguna de ellas quiso tener como nombre artístico el apellido Ruiz de su padre. Ramón Ruiz estuvo viviendo en la calle Chapí 7 de Madrid durante el tiempo que permaneció en España. En 1975, tras la muerte de Franco, marchó a Las Vegas (Estados Unidos). Allí vivió hasta 1978 en la residencia del norteamericano Ward Messing, casado con su hija mayor María Julia, una modesta casa en las afueras de la ciudad, en 3576 Clear Lake, donde falleció.

(Foto portada. Federico García Lorca. Retrato de Lautir)  

Fundación García Lorca. La Fundación

Universo Lorca.  García Lorca

 

 

Dióscoro Galindo González

 

Federico García Lorca

 

Fernando de los Ríos. Diputado por Granada

 

Ramón Ruiz Alonso

 

Pasaporte de Ramón Ruiz Alonso

 

Vivienda de Ramón Ruiz Alonso en Las Vegas (Nevada) 

 

ÍNDICE DE TEMAS. ACCESO

 

 

Compartir Con:
Califica este Artículo

fernandopema@hotmail.com

Sin comentarios

Lo sentimos, el formulario de comentarios está cerrado en este momento.