a
martes 28 mayo 2024
InicioIntrahistoriasEl polémico estilo literario de Santa Teresa

El polémico estilo literario de Santa Teresa

Intrahistorias

Más vistas

El polémico estilo literario de Santa Teresa

 

 

EL MAYOR DEFENSOR DEL ESTILO LITERARIO DE SANTA TERESA FUE EL REPUBLICANO JOSÉ SÁNCHEZ ROJAS

 

 

1.- El estilo literario de Santa Teresa.

 2.- José Sánchez Rojas, periodista y crítico literario

 3.- Participación de Sánchez Rojas en la obra teresiana.

 

 

1.- EL ESTILO LITERARIO DE SANTA TERESA

Incluida en la nómina de los escritores del Renacimiento, el estilo literario de Santa Teresa siempre ha sido objeto de controversia. Según Ramón Menéndez Pidal, el principio renacentista “escribo como hablo” imperaba en la prosa de la Santa de Ávila, que adoptaba una expresión descuidada. Escribía con la llaneza del pueblo llano. A pesar de que en su juventud fue una apasionada lectora de libros de caballerías y de doctas obras religiosas, en sus escritos no se observa la menor influencia de ellos.

Dentro del más estricto ámbito literario, al margen del contenido místico, la crítica especializada ha encasillado a Teresa de Jesús en la incorrección por sus errores sintácticos y vulgarismos léxicos, que han atribuido a la rapidez con que escribía, a su improvisación y a que no releía lo que acababa de escribir. La Santa tuvo sus detractores y defensores, entre éstos, el republicano José Sánchez Rojas.

Rojas ingresa en 1900 en la Universidad de Salamanca, donde alcanza el doctorado en Derecho, y se traslada a Bolonia para estudiar leyes. Será en Italia donde se introduce a fondo en la literatura de aquel país y llegará a poseer un exhaustivo conocimiento de los autores clásicos, de los que realizará buenas traducciones del italiano, idioma que dominará a la perfección, y facilitará las relaciones entre Unamuno y el filósofo Benedetto Croce. Marcha a Madrid donde frecuenta ambientes republicanos, llegando a formar parte de una candidatura en las elecciones por el distrito de Peñaranda de Bracamonte. Pero, no resulta gratificado por la política, a pesar de sus numerosos mítines combatiendo el caciquismo endémico.

 

2.- JOSÉ SÁNCHEZ ROJAS, PERIODISTA Y CRÍTICO LITERARIO

Ejercerá como articulista y crítico literario en periódicos y revistas, como Mundo Gráfico, defendiendo a capa y espada la estilística de Santa Teresa en contra de quienes la consideraban tosca y prosaica. A sus adversarios les refuta: “Quisiera ser como ella, espontánea, natural. Nadie dice mejor las cosas que Santa Teresa. Dice lo que quiere y como quiere. No le detiene nunca el artículo literario, ni la preocupación de estilo, ni la afectada elegancia de aquel entonces. Escribe para sus monjitas, y como sus monjitas son sencillas, escribe sencillamente.

Sus libros dan la impresión de una plática. Parece que se le está oyendo su jovialidad, su llaneza, su gravedad simpática cuando trata de asuntos espirituales. Su punzante ironía, ironía mansa y alegre de mujer castellana, trasciende, aparece al exterior de sus relatos. La lengua es la corriente, la que habla el vulgo de las plazuelas, ventas y mesones. Rica en modismos y giros populares, apta para toda suerte de expresiones. Le da tal riqueza de tonos, de matices, que el letrado se espanta y aturde ante abundancia tan colmada.

¿Incorrecta? Sí, es incorrecta la Santa, como lo era Cervantes, como era incorrecto ese pasmo que se llama La Celestina, como son incorrectos los juglares anónimos de nuestro sabroso y fresco romancero. Mas, incoherencia expresiva y donaire es soltura, naturalidad y elegancia. La incorrección no es decaimiento y flojedad, sino una prontitud de ingenio y ausencia de afectación. Las Moradas, El Camino de la Perfección, Las Fundaciones, La Vida, sus versos y las cartas son el testimonio más elocuente, el mejor vestigio del lenguaje hablado, de la manera popular de decir del siglo XVI. No hay valla que no salte la naturalidad de la Santa, sabe estar siempre gráfica y graciosa.

Es una mujer inteligente y despierta con la cultura, que en su rango y clase tienen las mujeres de entonces. Adivina las cosas mejor que saberlas, lo intuye todo. Es una mujer animosa que padece, sufre, viaja, funda conventos, charla con gente soez en los mesones y encuentra por toda vianda en un lugarejo unos higos secos para reponer el cuerpo fatigado”.

 

3.- PARTICIPACIÓN DE SÁNCHEZ ROJAS EN LA OBRA TERESIANA

La obra de Sánchez Rojas, polígrafo de Alba de Tormes, sobre la Santa de Ávila se inicia en 1911 con las colaboraciones que escribe para la revista La Basílica Teresiana, cuyo fin era levantar en dicha localidad salmantina la iglesia que Teresa de Jesús merecía. El 1914 es secretario de los actos conmemorativos del III Centenario de su beatificación. Y con motivo de la canonización, escribirá numerosos artículos en la prensa madrileña. Más tarde, realizaría hermosas páginas sobre la Santa en su libro Paisajes y cosas de Castilla, publicado con carácter póstumo, tras morir el 31 de diciembre de 1931, dejando numerosos artículos que fueron apareciendo en diversas rotativas nacionales.

(Foto portada. Santa Teresa escritora por Pieter Paul Rubens)

 

 

José Sánchez Rojas

 

 

Relacionado.  Santa Teresa de Jesús era judía

 

ÍNDICE  DE TEMAS. ACCESO

 

 

Compartir Con:
Califica este Artículo

fernandopema@hotmail.com

Sin comentarios

Lo sentimos, el formulario de comentarios está cerrado en este momento.